52 años de coherencia y lucha por una educación pública de calidad

Santo Domingo. – La Asociación Dominicana de Profesores y Profesoras (ADP), llamó al Gobierno a invertir el 4 % en los verdaderos actores del sistema educativo dominicano y no en los que quieren lucrarse con el dinero destinado a la Educación Nacional.

Al conmemorar este miércoles el 52 aniversario del sindicato Eduardo Hidalgo dijo que el dinero del Presupuesto Nacional destinado a la Educación debe ser invertido en los estudiantes, a través del INABIE, los maestros, a través del INABIMA, SEMMA e INAFOCAM, así como en la escuela en su vínculo con la comunidad.

“La calidad educativa será una realidad cuando el 4 % esté destinado a crear las condiciones de aprendizaje en la escuela y no a crear estructuras de poder para las futuras aspiraciones presidenciales del ministro de turno”, subraya el documento leído por Eduardo Hidalgo, presidente del sindicato.

Aseveró que “tendremos educación de calidad cuando la agenda del ministro y de los funcionarios que le acompañan sea esa, una educación de calidad para todos y todas”.

“Han sido muchos los obstáculos y adversidades que hemos tenido que enfrentar para evitar que las escuelas sean llenadas de militantes políticos de los partidos que alcanzan el poder, quienes no descansan en sus afanes de apropiarse de la nómina de Educación como botín de guerra”, sostuvo.

Garantizó que “sólo la unidad de propósitos entre el magisterio, representado por la ADP y el Estado, representado por el MINERD, a cuyos propósitos la ADP nunca ha rehuido, pueden contribuir a superar los déficits que tenemos como país que impiden mejor calidad educativa”.

“En estos 52 años, nuestros afanes han sido orientados a la preservación de la escuela pública, hemos sido freno para evitar la privatización de la educación, de ahí que los enemigos a quienes les hemos impedido que el 4 % sea exclusivo para el negocio educativo pretendan siempre culpar a la ADP de la baja calidad educativa”, puntualizó Hidalgo.

“Sus preocupaciones -agrega el documento- son siempre económicas en función de cuántos se invierte en la nómina, pues su lógica es que mientras menos se invierta en el personal docente, más les queda para el negocio”.

Expresó que la ADP “es un sindicato que representa los intereses del magisterio en su lucha permanente por mejorar sus condiciones de vida, de trabajo y una Educación de calidad para niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos. Ese es nuestro rol. Y lo seguiremos cumpliendo”.

Al fustigar que algunos sectores quieran apoderarse del dinero asignado a la Educación e insistió en que el gremio magisterial seguirá siendo intransigente en el “fortalecimiento del Concurso de Oposición como mecanismo de entrada a la Carrera Docente”.

Hidalgo afirmó que “el Concurso debe ser una institución de la sociedad dominicana para ir cualificando cada vez más el cuerpo docente, propiciando la entrada de los talentos jóvenes a partir de sus méritos profesionales. Dijo no explicarse por qué tanta deficiencia del Ministerio de Educación (MINERD) en la implementación del Concurso de Oposición Docente y en el respeto al plazo establecido en la Ley Gral. de Educación 66-97 para la Evaluación de Desempeño Docente.

El presidente de la ADP destaca que “tener como país una Educación de calidad es una responsabilidad del Estado Dominicano, como lo establece nuestra Constitución en su Artículo 63, que la plantea como un derecho.

Asegura que el Minerd “se ha quedado atrás como institución en el proceso de reformas y modernización del Estado dominicano”. Insiste que el MINERD “es el primer obstáculo que tenemos como país para alcanzar una Educación de calidad y en su pobre defensa articula un discurso tratando de culpar a los maestros/as de la baja calidad educativa”.

El documento con motivo del 52 aniversario de la ADP cita una serie de postulados planteados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco), sobre la calidad de la educación, que asegura no se cumplen en el país.

Al analizar las cinco dimensiones de las variables de la calidad educativa planteadas por la Unesco, indica que no se cumplen en el país y de los 13 indicadores establecidos en la Ley de Educación 66-97, sólo 3 son de la responsabilidad de los docentes “para obtener una educación de calidad, lo que evidencia que el magisterio dominicano lleva sobre sus hombros una carga muy pesada para lograr una aspiración que es un sentir nacional, que es una educación de calidad, compromiso que reafirmamos desde nuestros orígenes hasta hoy que cumplimos 52 años de existencia”.

Sobre los acuerdos firmados con las autoridades educativas, la ADP sostiene siempre ha creído en la palabra empeñada como voluntad para la construcción de una buena gobernabilidad, por lo que entiende le corresponde al Minerd dar el primer paso.

“La ADP actúa de buena fe y firma pactos y acuerdos que no se cumplen, firmamos el Pacto Educativo el 1 de abril del 2014, el cual es letra muerta para el MINERD, el acuerdo firmado el 30 de Junio del 2021 que expresa la voluntad del sindicato de creer en la palabra empeñada, esa es nuestra justa lucha de hoy: El cumplimiento integral de ese acuerdo. Recordó el dirigente magisterial.

Hidalgo sostuvo que jugar al tiempo para no cumplir el acuerdo del pasado 30 de junio, es una pobre estrategia del ministro que parece olvidar qué es y quién es la ADP, siempre coherente y dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias en su lucha permanente por mejorar las condiciones de vida y de trabajo del magisterio como parte importante para lograr una educación de calidad.

Advirtió “hemos dado una tregua más que suficiente para que el Ministerio cree un ambiente adecuado y lleguemos a un acuerdo satisfactorio para el magisterio, la educación y la tranquilidad de los actores educativos que son los maestros, los estudiantes y la escuela en su vínculo con la comunidad”. Eduardo Hidalgo.

“Reafirmamos hoy ante los Padres de la Patria nuestro compromiso permanente de luchar por una educación de calidad que, en nuestro caso, es una práctica de vida que se construye cada día en aulas sin condiciones para el aprendizaje, sin acompañamiento pedagógico, sin los talleristas para evitar el aburrimiento, sin libros de textos, mala calidad del almuerzo y el desayuno escolar, sin registros, sin fondos de descentralización, escuelas en mal estado físico, además de la rutina y el cansancio que implica la modalidad de Jornada Escolar Extendida en estas condiciones”. Concluyó el manifiesto.

Origen de la ADP
Un día como hoy, 13 de abril, en la mañana del 1970, rompiendo un cerco policíaco-militar en los alrededores del Teatro Agua y Luz, en el Centro de Los Héroes, nace, la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), en un contexto caracterizado por la represión y la falta de las libertades públicas, moldeó su naturaleza, unida y combativa.
Sus primeros afanes estuvieron en la organización de acciones tendentes a la reapertura de las escuelas públicas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que estaban cerradas por entender que su apertura era un obstáculo para la reelección del entonces presidente Joaquín Balaguer, debido a que se habían convertido en trincheras de la lucha por las libertades públicas.

Así nace la ADP, su desarrollo y consolidación ocuparon sus primeros 10 años, cimiento de construcción de su unidad en la diversidad, estructura organizativa y visión estratégica.

Estos primeros 10 años de su existencia explican su fortaleza, combatividad y coherencia en la defensa de la escuela pública y de una educación de calidad.

La ADP es un sindicato que agrupa a algo más de 130 mil afiliados activos, jubilados y pensionados, quienes han tenido en la ADP un soporte para evitar y proteger a los maestros y maestras de los abusos de poder.

A la ofrenda floral asistieron el Comité Ejecutivo Nacional, Consejo Nacional de Comisarios, Tribunal Nacional Disciplinario, ex presidentes y ex secretarios generales de la ADP, así como presidentes y dirigentes municipales, jubilados, pensionados del Gran Santo Domingo.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL.

Comparte: